La historia de los estadounidenses que compraron la vivienda en Italia por la red

22 50 ET(02 50 GMT) 31 marzo, 2021

Mas de Viajes y no ha transpirado Turismo

Italia renovara su prision de Santo Stefano, su misma version sobre la prision de Alcatraz

?Vas a reservar un crucero desde EEUU este esti­o boreal? Esto es lo que necesitas conocer

Estos son las cinco peores paises Con El Fin De turistas sobre la comunidad LGBTQ

Notas relacionadas

de este modo seran las viajes en ferrocarril „libres de covid“ en Italia

Conoce las problemas con las casas de US$ 1 en Italia

(CNN) — ?Cuantos sobre nosotros hemos conocido una forma de ensueno sobre un pais extranjero y no ha transpirado empezando a planear la vida alla desde el sillon sobre nuestras casas?

Seguramente gran cantidad de. Aunque ?cuantos sobre nosotros en realidad hemos comprado la casa asi­ como hemos planeado esa vida futura… desprovisto siquiera poner un pie en el punto?

Michael Barrett podria ser el primero.

Barrett, nativo de Chicago, paso enorme pieza de el confinamiento del ano anterior admirando las casas en traspaso en Italia. No obstante en punto sobre contentarse con sonar, el novio y no ha transpirado su esposa Aida dieron un transito mas asi­ como compraron la residencia, falto verla.

Desplazandolo hacia el pelo, Conforme el, mercar una casa a distancia fue demasiado mas maduro que lo que realizan bastantes nunca italianos llegar sobre vacaciones, enamorarse, ver un par de lugares y no ha transpirado hacer la https://www.datingranking.net/es/sitios-de-trios oferta.

Sobre hecho, considera que este podria acontecer el itinerario a seguir en un mundo pospandemico.

Suena an una historia sobre terror pareja estadounidense en sus sesentas adquiere hacienda en el extranjero sin verla, desprovisto descubrir al vendedor, o al corredor inmobiliario, o al arquitecto, y no ha transpirado ni siquiera al amigo virtual que firmo el contrato por ellos.

Sin embargo los Barrett estan convencidos de que esta fue la mejor resolucion.

Decisiones, decisiones

Las Barretts habian visitado Como, No obstante nunca era conveniente de las necesidades. (Credibilidad Vittorio Zunino Celotto/Getty Images)

Primero lo principal. Michael y Aida Barrett viven en Wisconsin, pero nunca por ello son novatos en Italia.

Aida seri­a de Calabria. La pareja se conocio cuando la novia morapio de vacaciones a Chicago realiza 35 anos desplazandolo hacia el pelo desde que se casaron han hecho visitas periodicas al otro flanco de el charco. Ella vuelve a casa cada anualidad a lo largo de un par de meses; el se le une durante dos o tres semanas, cada 2 anos.

Pasan hasta una fraccii?n del lapso en la villa sobre la casa sobre ella en Calabria, asi­ como la una diferente mitad explorando el resto sobre Italia.

Asi seri­a como Michael Barrett se enamoro de el estado. Aida «me abrio las fronteras», dice. Se enamoro profundamente sobre Italia, sin embargo de la Italia real, no con la que Acostumbran A fantasear los extranjeros.

Decidieron que cuando se jubilaran, tenian que quedar alla.

«Puede que desarraigarnos me entusiasme mas que a mi esposa», dijo. «Ella conoce todos las pormenores sobre la cultura italiana es de Amantea [Calabria] y no ha transpirado posee un titulo en historia desplazandolo hacia el pelo literatura italiana. Pero yo era el que decia cada dos semanas ‘Vamos a Italia’. Me chifla cada parte de el punto, sobre certeza. Llevo sonando con mudarme desde siempre».

Los Barrett acordaron que disfrutarian de su jubilacion en Italia, No obstante Ademi?s sabian que las cosas en este pais llevan su lapso.

«Hay que tener muchisima minuciosidad para elaborar cualquier cosa en Italia, y nunca queriamos estar en la vivienda sobre huespedes durante dos anos de vida entretanto renovaban la casa», dice Michael Barrett.

«Estabamos contentos sobre mudarnos, sin embargo nunca carente establecer nuevas raices. Acontecer nomadas nunca seri­a la preferiblemente eleccion a nuestra edad».

Decision alguno tomada. Querian mercar unos anos de vida anteriormente de jubilarse, Con El Fin De tener la casa sobre sus suenos relacion de mudarse el primer jornada. En ese momento era finales de 2019 y decidieron que 2020 es el momento sobre adquirir.

Segunda eleccion donde mercar. Esa fue un poco mas complejo.

Las legendarias casas sobre un dolar del sur de Italia no eran para los Barrett. Por un lado, requeririan demasiado tiempo asi­ como remodelaciones. Por otro lado, habian ayer mucho lapso en Amantea, asi­ como se dieron cuenta de que el sur de Italia estaba demasiado alejado de las enormes urbes Con El Fin De ellos.

Mismamente que compilaron una relacion de requisitos, la excesivamente especifica.

«Tenia que estar a menos de dos horas de una de estas grandes urbes con consideracion medica avanzada desplazandolo hacia el pelo un enorme aeropuerto internacional», dice Barrett, quien afirma que buscaban una cosa «barato y no ha transpirado jovial» en sitio de estas caracteri­sticas suntuosas que las inmigrantes estadounidenses Normalmente indagar en Europa.

«Queriamos vivir cercano del agua, a la distancia que se pudiera recorrer a pata. Ademi?s queriamos permanecer cerca de la estacion de convoy y sobre un mercado Con El Fin De tener la eleccion sobre nunca tener que usar el automovil».

«La propiedad tenia que acontecer habitable, ninguna cosa de ofertas sobre un euro en ruinas. Tres dormitorios desplazandolo hacia el pelo dos o mas banos».

?Ah! asi­ como no querian quedar cercano sobre otros estadounidenses.

«Cuando veo a un conjunto de turistas estadounidenses, me dan ganas sobre ir a otro lugar», dice Barrett. «Me siento igual que En Caso De Que estuviera en Disneylandia».

«Siempre que estoy en Italia, quiero acontecer lo mas italiano concebible. Recoger naranjas del arbol, ir en bicicleta por el ambito, arreglar comidas en la cocina, hablar con multitud desconocida en mi terrible italiano. Me agrada transportarme an una cultura completamente diferente», cuenta.

Hallar la localizacion adecuada

Los Barretts visitan regularmente Italia. En la foto (izquierda) se encuentran en la Fontana di Trevi en 1987, asi­ como en la derecha en Amantea en 2019.(Cortesia sobre Michael Barrett)